El seguimiento de medios como arma contra las fake news

seguimiento medios fake news

Actualmente, una de las batallas a las que se enfrentan las empresas e instituciones en los medios, sobre todo digitales, son las fake news. Este fenómeno hace referencia a un tipo de bulo de contenido pseudo-periodístico, ya que se trata de noticias que parecen reales pero no lo son. Se difunden principalmente a través de las redes sociales y llegan a colarse en los medios convencionales. Por supuesto, el objetivo de estas falsas noticias no es otro que la desinformación intencionada para manipular la opinión pública.

Las empresas deben estar al tanto de este nuevo riesgo y disponer de las herramientas necesarias para reconocerlo y combatirlo. Es por eso por lo que ya son varios los gigantes de Internet que han comenzado a intentar combatir las fake news, entre ellos Google y Facebook, mediante la creación de herramientas de fact checking o chequeo de fuentes. Sin embargo, dichas herramientas no han demostrado aún una efectividad real contra este tipo de noticias. A pesar de filtrar algunas, no impiden su creación y difusión.

fake news seguimiento

Combatir las noticias falsas

Visto lo anterior, lo mejor que puede hacer una empresa es estar atento y preparado para acabar con un posible bulo lo más rápido posible. En este sentido, el seguimiento de medios será un factor clave: a través de la herramienta de clipping, se pueden configurar seguimientos y alertas en medios de prensa, audiovisuales y redes sociales.

Lo ideal es actuar sobre las fake news que se encuentran en fase de creación, pues una vez que están circulando ya se habrá creado un daño y solo podremos limitarlo o intentar controlarlo.

Dar una respuesta rápida, seria y firme, es clave para que una noticia falsa no se convierta en una crisis para la empresa. Todo esto debe, por tanto, formar parte de un plan de actuación ante estas situaciones. El objetivo es minimizar el impacto y no poner en duda la reputación de la empresa.

Noticias falsas sobre tu empresa

Como todos sabemos, hoy en día los consumidores son también creadores de contenido, y a veces ciertos comentarios valen más que el de los medios especializados. Ante este hecho, una marca debe estar preparada para responder los comentarios positivos, negativos o aquellos que puedan ser inventados. Mediante un buen seguimiento tendrás toda esta información disponible diariamente.

Monitoriza lo que se dice sobre tu empresa y tu sector

Las fake news surgidas en las redes sociales pueden extenderse rápidamente. Lo ideal es monitorizar el nombre de la empresa, la marca y demás términos relacionados con ella. Las herramientas de clipping aportarán toda la información importante y nos permitirá hacer frente a las noticias falsas lo antes posible.  

El seguimiento de medios es una actividad clave para acelerar la capacidad de reacción. De esta manera, podremos evitar una mayor repercusión.

Uno de los aspectos clave es el origen de la noticia. Es decir, si esta viene de un blog, una red social o algún medio de comunicación. Dar con el origen de una fake new nos permitirá reconocer al emisor y su relevancia. De este modo podremos también valorar, de ser necesario, llevar acciones legales. Si el comentario original es anónimo, puede ser que no tengamos opción a reclamar.

Cómo responder a las fake news

Un buen seguimiento de medios nos aclara lo que está pasando y por qué medios. Es importante entonces redactar una respuesta adecuada. No debemos olvidar dar respuestas personalizadas a los comentarios o publicaciones que estén siendo más relevantes.

Una de las cosas que más se valora de las marcas es la transparencia. Las respuestas deben ser sinceras y detalladas. Por supuesto, cuanto más rápido se responda, mejor, pero debemos recordar ser educados.

Debemos tener siempre un plan de crisis actualizado y que dé respuesta a varias situaciones diferentes. Dependiendo de las circunstancias, quizás no vale con la respuesta del community manager, sino que es necesario que se hable desde la dirección de la empresa. Todo esto debe estar recogido para evitar vernos sin saber cómo actuar.

En definitiva, estos factores darán la impresión de una empresa profesional e implicada. Si lo hacemos bien, podremos  incluso salir reforzados tras el lanzamiento del bulo.

Contactar con el medio desde donde se ha originado la información

Del mismo modo que debemos ser sinceros y educados en las respuestas que daremos a los comentarios vertidos, también debemos evitar la crispación cuando nos ponemos en contacto con el medio desde el que se ha originado una falsa información. Debemos controlar, desde el momento en que da comienzo el bulo, que se extienda por otros medios.

Lo habitual es que de las redes sociales, la fake new pase a los periódicos digitales y de ahí a la televisión. Tristemente, ciertos medios no contrastan la información que les llega y pueden aumentar el problema. Este se convierte en el último motivo por el que resulta tan necesario un buen seguimiento de medios que nos permita actuar lo antes posible.