Monitorización en redes sociales: 4 pasos previos

Las características de la monitorización en redes sociales son diferentes a las del seguimiento de medios o pressclipping tradicional. En el post de hoy nos centramos en los pasos previos que debemos tener en cuenta a la hora de configurar un seguimiento en redes sociales:

1. Conocer el objetivo de la monitorización

En el clipping tradicional, tenemos dos tipos de necesidad: Seguimiento de impactos y menciones a nuestra marca y seguimiento de nuestro sector (competencia, noticias de actualidad, cambios en la legislación, polémicas, etc). Cuando decidimos configurar un seguimiento en redes sociales también debemos definir claramente nuestra necesidad. ¿Queremos conocer la percepción de nuestra marca? ¿Controlar las menciones negativas? ¿Adoptar una estrategia proactiva en la gestión de la atención al cliente? Conocer las necesidades de tus potenciales clientes para poder personalizar tu oferta? Conocer tus objetivos te ayudará a centrar tus esfuerzos y a ser más efectivo.

2. Determinar dónde se encuentra tu audiencia

Conocer en qué canales se encuentra tu público objetivo es fundamental para optimizar el seguimiento. Además, nos servirá para poder analizar dónde y cómo nuestros potenciales clientes están interactuando lo que nos permitirá conocer una información imprescindible para poder adaptar y optimizar nuestras acciones de comunicación o nuestra respuesta en situaciones de crisis.

Actualmente, en MyNews tenemos integrando en nuestra herramienta de monitorización Twitter, Youtube, Facebook y Linkedin.

3. Identificar los agentes o organizaciones influyentes

Una vez definido el target, debemos identificar las personas clave. ¿Quiénes son los influencers en tu nicho de mercado? ¿Quiénes son los usuarios evangelizados y quiénes los que se quejan de forma recurrente?

4. Identificar las palabras claves a seguir

Reflexionar sobre el conjunto de palabras clave a monitorizar es un trabajo previo básico. Además, la continua revisión de los conceptos es fundamental para acotar la búsqueda y limitar al máximo el número de impactos no relevantes que se reciben.

Estos son los 4 primeros pasos que recomendamos tomar a nuestros clientes antes de configurar el seguimiento. Un buen trabajo previo es imprescindible para poder recoger información relevante y ser capaz de analizarla posteriormente.

¿Y vosotros? ¿Qué trabajo previo realizáis a la configuración de vuestros seguimientos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *