La evolución de los métodos de medición de audiencias digitales

Si Internet y las redes sociales han traído una forma de acceder a los contenidos totalmente diferente a lo anteriores, también las mediciones de audiencias digitales deben adaptarse a los nuevos factores que irrumpen día tras día en el escenario informativo.

Año tras año vemos como los lectores de la prensa en papel se reducen, mientras que los medios online ganan audiencia y relevancia como productores de información a nivel mundial. Aunque aún hay un factor por el que destaca la prensa escrita: la fiabilidad que ofrece a los lectores.

Cambios en las prácticas de los usuarios

Las tendencias en cuanto al uso de dispositivos tampoco ayudan a tener una imagen clara de lo que ocurre en el escenario de medios. Se ha hecho necesario cambiar las herramientas de medición de audiencias digitales atendiendo a los cambios que se han ido dando en las herramientas y el uso de Internet.

audiencias digitales medicion

El uso del ordenador para navegar por Internet, se ve sustituido por el de los dispositivos móviles. Esto explica que los sistemas tradicionales de medición digital se hayan ido quedando obsoletos. El número de IPs que ingresan en un sitio, por ejemplo, no sirve del todo para representar esta nueva audiencia.

Formas de medición de audiencias digitales

Las audiencias digitales son medidas a través de la analítica web. De los usuarios de Internet podemos conocer desde dónde llegan a una página web, usando qué dispositivo o cuánto tiempo pasan en la misma.

A continuación, pasamos a explicar los distintos sistemas de medición de audiencias según la naturaleza de las fuentes de información.

Métodos pasivos

Este tipo de sistema de medición toma la información de los dispositivos, lo que permite obtener información detallada y precisa de las transacciones de información realizadas en Internet.

El problema de este método es que lo que mide realmente son los dispositivos. Esto significa que consigue una cuantificación del número de navegadores que acceden a cierta página web, pero no podrá cuantificar a ciencia cierta a la audiencia ni tampoco ofrecer un perfil de esta.

A pesar de esta restricción, lo cierto es que los datos obtenidos mediante métodos pasivos son perfectamente útiles para las empresas de publicidad, pues indican los términos más buscados en Internet y cuáles son los contenidos de más interés para los usuarios.  

Métodos activos

Teniendo en cuenta la problemática de los métodos pasivos, los métodos activos surgen intentando dar solución a la imposibilidad de relacionar los datos obtenidos a los usuarios reales. Así, los métodos activos toman la información utilizada para la medición de los usuarios a través de encuestas online y offline.

como medir audiencias digitales

Como en toda encuesta, el problema es la representatividad. Se necesita una muestra de enorme tamaño y se debe contar con la falta de sinceridad o la desmemoria de los encuestados.

En general, podemos decir que estos métodos si bien ofrecían mucha información sobre los usuarios, no lo hacían tanto sobre sus actividades en la red.

Métodos mixtos

Se trata de aquellos que buscando cubrir las carencias de los anteriores métodos para medir audiencias en internet, combinan la información de los ordenadores y de los usuarios, mediante paneles de medición electrónica

En este sistema es necesaria la colaboración de los medios digitales, que implementan en sus sitios los códigos necesarios para llevar a cabo la medición.

El problema es que solo ofrecen información sobre cierta parte de la audiencia y en un cierto número de páginas web con validez estadística. Se ha intentado superar estas limitaciones con la creación de macro paneles como ComScore, con muestras de gran tamaño.  

Internet, un medio en constante cambio

Los cambios en Internet y las redes sociales reflejan un escenario en constante evolución en el que es muy difícil encontrar un sistema estandarizado para la medición de audiencias.

medicion audiencias digitales

Efectivamente, la medición de audiencias sigue sin ser actualmente una ciencia exacta. Por todos estos motivos, lo ideal es usar varias metodologías y contrastar los datos obtenidos. De esta manera conseguimos una visión más justa y real de las audiencias digitales.