La polémica taxista y la iREX de Tokio -Weekly Summary-

Cabify y Uber en el punto de mira

Esta semana los taxistas de todo el país han vuelto a salir a la calle para protestar por la amenaza de los llamados vehículos turismo con conductor (VTC). Estos son los servicios de transporte de coche con chófer que principalmente se concentran en Cabify y Uber. Las reivindicaciones son dos. Primero, que se respete la proporción de una licencia VTC por cada 30 de taxi. Y segundo, que estos vehículos no puedan recoger a clientes por la calle, como sí hacen los taxistas. Se prevé que estás peticiones se formalicen en un Real Decreto que pronto llegará al Consejo de Ministros, buenas noticias para el sector del taxi. Aunque para muchos esto no es más que un parche que tapa un problema mucho mayor: la tecnología acabará antes o después con un servicio que ya parece algo obsoleto para quienes controlan sus vidas a través de las apps de sus móviles.

Robots para dar amor

Desde hace dos días se celebra el mayor evento mundial del sector de la robótica en Tokio, la iREX. Una cifra récord de 612 compañías de 15 países están presentando los avances del sector en el centro de convenciones Big Sight de la capital nipona. A pesar de que la maquinaria industrial sigue siendo predominante, el número de robots interactivos diseñados para aportar compañía y asistencia a los humanos no dejan de crecer. De hecho, su presencia ha aumentado un 26% con respecto a la edición anterior de la cita bienal. Una de las apuestas que más ha gustado es el robot social Pocobee, fabricado para las personas mayores. Este animal artificial puede captar las emociones del hablante en su tono de voz y sacar a colación recuerdos u ofrecer recordatorios de las tareas diarias pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *