Inventos que han llegado y llegarán -Weekly Summary-

No cabe duda de que la noticia de la semana es el aumento de caracteres de Twitter: de 140 a 280. Aquí ya te contamos su historia y cómo la red social ha llegado hasta esta decisión. Pero estos días también han ocurrido otras cosas ¡Te contamos lo más importante como siempre en nuestro Weekly Summary!

Perros robóticos

El can Aibo de Sony ha vuelto. Si ya tenemos robots para sustituir personas ¿Por qué no íbamos a usarlos también como mascotas? La idea, como no, llega desde Japón. Se trata de una nueva versión de un perro-robot que vio la luz por última vez en 2006 y ahora vuelve al mercado incorporando nuevos avances tecnológicos que lo convierten (casi) en un perro de verdad. Todo gracias a la Inteligencia Artificial. El nuevo Aibo tendrá dos pantallas OLED en los ojos que le confieren al can una gran expresividad (como veremos, la parte de los sentimientos juega un papel clave en el producto), así como una gran cantidad de sensores que le permiten, entre otras cosas, escuchar la voz de su amo. Aibo equipa además cámaras con tecnología de seguimiento SLAM, que le permite saber en qué ubicación de la casa se encuentra y dónde están sus dueños. Aibo reacciona de esta manera en su relación con los humanos como lo haría un perro de carne y hueso: ladrando, moviendo la cola y girando sus orejas. Con ponerle un abrigo de pelo encima y un nombre original para poder distinguirle entre los demás ¡Ya tienes nueva mascota!

El nuevo producto de Apple

Aún no llegan a ser más que rumores pero parece que Apple ya está preparando su nuevo producto estrella: un caso de realidad aumentada. Se estima que en 2019 ya tengan preparada esta tecnología y que será en 2020 cuando decidan lanzarla al mercado. Lo que haría especial a este dispositivo es que funcionaría sin necesidad de un móvil o un ordenador, como viene siendo lo habitual en la mayoría de dispositivos similares que han desarrollado Facebook (Oculus Rift), Microsoft (HoloLens) y otras grandes compañías tecnológicas. Para ello, Apple está desarrollando un chip propio, así como un sistema operativo totalmente nuevo. Las fuentes citadas por Bloomberg señalan además que están trabajando muy agresivamente para cumplir con los plazos marcados y que todo se está desarrollando con el personal justo e imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *