5º número MyDircom – Carmen Mateo, fundadora de Cariotipo

Compatibilizar una vida personal con tu profesión es un problema que se hace aún más latente cuando escoges el periodismo como salida profesional. Así lo expresa Carmen Mateo, fundadora de la consultora de Comunicación y Lobby Cariotipo: “El periodismo es una profesión complicada para compatibilizarla con una vida familiar, una vida personal, sobre todo cuando yo empecé” Aunque admite lo mucho que disfrutaba haciendo entrevistas, especialmente económicas, hace ya más de 30 años que entró en la comunicación corporativa a través de una oferta de trabajo en una consultora.

Quizá fundar tu propia empresa no es la mejor solución para ganar tiempo, pero Carmen tuvo esa oportunidad y no la desaprovechó. Ella misma nos cuenta cómo tomó esa decisión, las oportunidades que ha sabido ver dentro del sector sanitario y otros detalles más personales.

Pregunta: ¿Dónde comenzó su carrera profesional?

Respuesta: Compaginé mis estudios de Periodismo en la Universidad Complutense con el trabajo, como cronista parlamentaria, en la agencia de noticias OTR Press. Fue mi primer empleo con continuidad, ya que antes había colaborado en emisoras de radio con entrevistas a personas relevantes de la vida social española.

P: ¿Qué le enseñaron sus años de periodista para tu profesión actual?

R. Desde el punto de vista técnico, el conocimiento de cómo funcionan los medios de comunicación por dentro. La redacción, en sí, es común en todos. Si bien es verdad que no es lo mismo trabajar en una emisora de radio que en un semanario, por ejemplo. Pero, en definitiva, las prioridades de los profesionales son las mismas. Ese conocimiento interno es muy valioso cuando estás trabajando en un gabinete o en una consultora. Si necesitas transmitir una noticia sabes perfectamente cómo hacerlo para captar el interés de tus compañeros en medios y, por tanto, cumplir mejor con las necesidades de tus clientes. Por otra parte, mi trabajo en el Parlamento me dio un conocimiento que, años después, me permitió desarrollar la consultoría de Lobby.

P: ¿Por qué decide crear su propia empresa?

R: Después de trabajar siete años en Sanchís y Asociados como directora, tuve la ocasión de tener un cliente propio y lo acepté. Me embarqué en esta aventura sin ser consciente de dónde iba a llegar, aunque el resultado no fue el que esperaba. Cuando eres independiente, te quedas sin libertad porque tu vida es el trabajo y el trabajo es tu vida, son 24 horas de dedicación. Ese fue por lo menos mi caso. Pero me gustó, me fue bien, vinieron más clientes, empezamos a contratar a más personas, empecé a ampliar la empresa… Tras estos años de vida de Cariotipo tengo la satisfacción de ocupar un hueco en el mercado, una marca de éxito y de cierta calidad, de seriedad. Estoy orgullosa de este recorrido, marcado por un trabajo serio, profesional, riguroso.

P: ¿Le ha afectado ser mujer en el desarrollo de su carrera?

R: Creo en la igualdad. Mi vida ha estado marcada por el esfuerzo y por el trabajo, exactamente igual que la de mi marido. No he encontrado en ningún momento ninguna cortapisa por ser mujer, creo que en España las mujeres hacen lo que quieren. Lo que sí es verdad es que en la vida hay que esforzarse muchísimo para triunfar y ni por ser hombre ni por ser mujer nos regalan las cosas. Compatibilizar la vida personal con la vida profesional es duro para cualquier persona, aunque es una aventura fantástica cuando peleas y vas consiguiendo tus objetivos.

P: ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

R: Es un trabajo muy creativo, cada día es diferente. También es un trabajo estratégico, estás mirando siempre al futuro, a medio y largo plazo. Tienes que estar con el faro largo y por lo tanto viendo más cosas. Es un reto intelectual permanente. La capacidad de poder tomar decisiones, conocer empresas diferentes y personas que te enriquecen. De mis clientes aprendo muchísimo.

P: ¿Y lo que menos?

R: Lo que me molesta es seguir escuchando el despertador a las 7 de la mañana, y los momentos de mucha tensión cuando se acumulan muchos problemas, a veces complicados. Aunque, después, cuando vas resolviendo estas cosas, este desagrado se vuelve satisfacción porque ves que eres capaz de controlar las cosas.

P: ¿Cómo es tu día a día en Cariotipo?

R: Tener un buen equipo de profesionales como el que trabaja en Cariotipo me permite hacer un trabajo muy estratégico, muy de supervisión. Estoy presente sobre todo en la captación de clientes. También tengo que estar muy pendiente de cómo se mueve la realidad en nuestro entorno y, de esta forma, ayudar a todos los profesionales que trabajan conmigo a dar mejor servicio a los clientes.

P: ¿Cómo llegáis a ocupar un lugar privilegiado dentro del sector en estos 22 años de vida?

R: Aquí trabajamos con dos objetivos bien definidos. Uno es la comunicación con medios, es decir, fortalecer las relaciones de nuestros clientes con los medios de comunicación. La segunda es el lobby, a través del que se establecen canales de comunicación, firmes, duraderos y leales con los que toman las decisiones políticas. Para ello, nos basamos en trabajar mucho la confianza, tenemos que crear historias potentes que, en realidad, son las historias reales de nuestros clientes pero fortalecemos aquellos datos que pueden ser más útiles a los medios de comunicación y a los políticos.

Al periodista le interesan buenos datos, buenas historias e información contrastada. Mientras que el político tiene un espectro mucho más complicado, ya que tiene que cumplir con sus compromisos con la ciudadanía. Muchas veces las empresas pueden contribuir a ello con iniciativas, con inversiones o actividades. En estos casos se necesita tener un canal de comunicación abierto: trabajar la confianza, cuidar mucho los detalles, no abandonar nunca el rigor, ser muy leal y ser transparentes. Cosas que parecen muy obvias pero que en la realidad no lo son. En definitiva, lo fundamental es tomarse el trabajo muy en serio.

P: ¿Qué acciones de comunicación lleváis a cabo?

R: Basamos nuestra comunicación en acciones como esta. Utilizamos herramientas como entrevistas, intervenciones y redes sociales, para dar a conocer nuestro trabajo. Aunque, realmente, son las personas que nos conocen quienes transmiten a otras el trabajo que hacemos y esa es la vía por la que nos llegan más clientes.

P: ¿Qué redes sociales tenéis y cuál es el objetivo?

R: Fundamentalmente estamos en LinkedIn. Las redes sociales son complejas, resulta una tarea dura posicionarse cuando tu trabajo es representar a tus clientes y, por eso, desde Cariotipo mantenemos un perfil discreto.

P: ¿Pero sí asesoráis a otros en redes sociales? ¿En qué se basan las recomendaciones?

R: Contamos con un equipo experto en comunicación digital, por lo que a los clientes se les realiza un trabajo de consultoría previo y, posteriormente, se dan pautas sobre cómo han de manejar su presencia en redes, como Twitter. También se diseñan los mensajes, porque hay empresas que sí lo necesitan, sobre todo las que manejan productos con marca. Son cuentas que tienen que estar más cercanas al ciudadano.

P: ¿Por qué es importante el clipping para una consultora?

R: Para nosotros es fundamental porque basamos nuestro trabajo en datos, realidades y en la situación. Entonces es muy importante analizar todo lo que se publica, saber el nivel de rigor y el posicionamiento que tiene una marca, para pensar después si hay que desarrollar alguna estrategia en función de lo que se está diciendo de ti. Dicho coloquialmente, es muy importante conocer lo que pasa fuera para ordenar tu casa.