1º número MyDircom – Amelia Aguilar, Directora de Comunicación de Cuatrecasas

Toda una vida dedicada a la comunicación corporativa: Amelia Aguilar ha pasado por el sector público y el privado, enormes empresas multinacionales y marcas de gran renombre, siempre con una formación periodística que marcó sus inicios. Aunque como ella misma admite, nunca ha trabajado de periodista en medios de comunicación y deja claro que le parece un trabajo complicado.

Amelia se muestra satisfecha al recordar una trayectoria profesional que ha estado dividida, según sus propias palabras, en tres etapas: “Una primera parte en la que trabajé como directora de comunicación de distintas compañías farmacéuticas. Eso me dio la oportunidad de trabajar fuera de España y también de asumir posiciones regionales como responsable de comunicación”.  Desde aquí vino el salto a la industria de defensa y espacial, “un sector fascinante” donde se sumergió a través de multinacional Boing y que directamente le llevaría hasta la Secretaría del Estado de Defensa de la mano de Pedro Arguelles: “Cuando el PP gana las elecciones en el 2011 le nombran secretario de Estado de Defensa y él me propone que le acompañe en esa aventura de cambiar al sector público. La verdad es que no me lo pensé ni un segundo porque la idea me parecía apasionante”.

Un puesto que nació con fecha de caducidad con un mandato de cuatro años pero supo encauzar de forma positiva pasando a ser Directora de Comunicación en Cuatrecasas: “Esta tercera etapa también supuso un cambio muy importante porque nunca había trabajado en el sector de los servicios profesionales”. Lejos de querer huir de nuevo retos, este cambio le ofreció “una curva de aprendizaje muy importante en un sector que aún tiene muchísimo por hacer en el área de comunicación”.

Hemos charlado con ella de esta extensa trayectoria, sus motivaciones personales y los grandes cambios que ha vivido el mundo de la comunicación en paralelo.


Pregunta – Cuando empezaste la carrera de Periodismo ¿Ya pensabas en dedicarte a la comunicación corporativa?

Respuesta – Si te digo la verdad, no. Yo cuando empecé la carrera de periodismo quería dedicarme al periodismo, pero al poco tiempo de descubrir esta rama, también me resultó muy interesante. En aquella época y hoy, el mundo del periodismo es muy competitivo, había muchísima oferta y no tanta demanda. Sin embargo, la comunicación corporativa era un área que muchos profesionales no se habían decido a explorar y donde había muchas más oportunidades.

P- ¿Qué diferencias encuentras entre el departamento de comunicación del sector privado y sector público?

R- Es muy diferente. La mayor diferencia está en la capacidad de planificación. En el sector privado tienes tu plan de negocio y en función de ese plan de negocio desarrollas un plan de comunicación. Eres tu quien planificas en qué momento vas a ser más o menos proactivo, luego también tienes imprevistos, pero generalmente es una comunicación planificada. Sin embargo, en el sector público, específicamente si estás en un gabinete de un alto cargo, son los medios de comunicación los que te dicen cada mañana en qué vas a trabajar, la capacidad de planificación es poca y la agenda viene marcada por la actualidad. Eres una especie de bombero que apaga cada mañana uno o dos fuegos en el mejor de los casos. En segundo lugar también es diferente tu nivel de interlocución. Cuando estás en un Ministerio o en una Secretaria de Estado estás mucho más expuesto, porque tus temas tienen un interés mayor para la mayoría de la opinión pública. Los medios de comunicación siempre están un poquito a la contra de los gabinetes de los cargos públicos, pero es sano y es como tiene que ser, lo raro sería que fuera de otro modo.

P- Podrías describir un momento clave en tu carrera.

R- Yo creo que el cambio más importante para mí a nivel personal fue cuando pasé a trabajar al sector público. En ese momento yo ya tenía consolidado un perfil dentro de lo que era la comunicación corporativa para empresas, trabajaba para una empresa grande y las cosas me iban bien. Fue arriesgado tomar la decisión de dejar mi puesto para unirme a un proyecto como un gabinete, pues sabes que es solo por un periodo de tiempo determinado y no sabes qué va a pasar después, o cuanto tardarás en volver a conseguir trabajo; pero creo que fue una buena decisión, que está más que recompensada por lo que supone trabajar como al servicio de la Administración, como servidor público. Además, trabajar al lado de las Fuerzas Armadas, con hombres y mujeres que dan todo su país cada día es una experiencia muy enriquecedora y de la que aprendí muchísimo.

P- Te has sabido mover perfectamente en un mundo dominado por hombres, ¿Has notado que ser mujer haya afectado a tu carrera en algún momento?

R- Francamente no, no digo que no haya diferencias, si las hay y muy graves. Las mujeres ganamos menos dinero que los hombres por hacer el mismo trabajo, eso está demostrado y es una situación insostenible. Pero yo en lo personal no puedo decir que haya estado en ninguna situación donde me haya visto limitada por el hecho de ser mujer. He tenido la suerte de trabajar con hombres y mujeres que han confiado en mí y el hecho de ser mujer no ha supuesto ninguna diferencia. He estado en sectores donde la presencia de mujeres es todavía baja, como la defensa y la industria aeroespacial. Sin embargo, el área de comunicación es un sector que está predominantemente ocupado por mujeres.

P- Tienes abiertos perfiles abiertos en las redes sociales ¿Alguna vez se han vinculado tus publicaciones personales con la empresa y te han ocasionado problemas?

R- No, he tenido suerte. A mi esto de las redes sociales me ha llegado ya mayor, y cuando te llega mayor tus dosis de prudencia y de sentido común son más grandes. Yo creo que los que nos dedicamos a la comunicación tenemos que estar ahí, porque es donde se están produciendo las conversaciones más interesantes, pero con prudencia pero con prudencia y conscientes de que te estás poniendo en un escaparate donde todo el mundo te ve y opina.


A Amelia Aguilar no le cuesta encontrar tres palabras para describir la comunicación de Cuatrecasas: “confidencialidad, prudencia y sentido de oportunidad”. Al menos, advierte, son los términos que le gustaría que su equipo tuviera siempre presentes, porque son también la insignia de la marca.

El departamento que dirige tiene varias misiones, desde mantener un diálogo constante con los periodistas, hasta el apoyo al liderazgo, “asesoramos a nuestro presidente para que tenga un perfil y una agenda adecuada a la posición que ocupa”. Se encargan también de la comunicación interna y el área social del despacho; y son, en definitiva, una fuente de información para los medios de comunicación, “asesoramos en las grandes operaciones corporativas que lees todos los días en la prensa económica y como tal somos parte de la información”.

En Cuatrecasas además pueden presumir de ser pioneros en las redes sociales: “fuimos el primer despacho en incorporar las redes como un elemento estratégico en nuestra comunicación”. Ya en el año 2011 inauguraban su actividad y crearon tendencia, poco tiempo después el resto de despachos empezaron a abrirse cuentas. Prueba irrefutable de que fue una decisión acertada. En este caso el objetivo es conectar con un perfil concreto: “las redes sociales nos permiten escuchar cómo son los jóvenes de ahora, qué es lo que necesitan, qué es lo que es importante para ellos y mantener una activa conversación con ellos”.


P- Como directora de comunicación, ¿Cuáles son tus principales preocupaciones?

R- Como directora lo que me preocupa es estar a la altura de un proyecto tan importante como es Cuatrecasas, ser capaz de comprender cuáles son sus necesidades, y actuar como portavoz de una firma que es absolutamente líder en España y Portugal. Yo creo que eso es importante, conocer las exigencias y estar a la altura de la organización para la que trabajas, es una gran responsabilidad. Luego por otro lado, también ser capaz de que mi equipo crezca. Tengo la suerte de tener un equipo de profesionales muy bien preparados, mucho mejor preparados que yo, a los que hay que ofrecer la oportunidad de que cada día vengan con ilusión a trabajar y que participen en proyectos que les hagan crecer como profesionales, tanto dentro de la firma como el día que decidan seguir otro camino fuera. Diría que estas son mis dos grandes preocupaciones. Por un lado estar a la altura de una organización tan importante como Cuatrecasas y por otro ser capaz de crear una oportunidad de crecimiento y de futuro para el equipo de profesionales que trabajan conmigo.

P- ¿Qué papel se le da a la comunicación en Cuatrecasas?

R- Creo que la comunicación tiene todavía mucho que aportar a las firmas de servicios profesionales. Si nos fijamos por ejemplo en las firmas anglosajonas están un poquito más avanzados en ese terreno. Yo creo que la comunicación, tanto en las firmas de servicios profesionales como en el resto de los negocios, tienen que incorporarse de una forma más activa, ponerse al servicio del negocio, estar más cerca de él, y ser capaz de agregar más valor a los objetivos de negocio. No podemos acordarnos solo de la comunicación cuando tenemos un asunto que resolver en un medio de comunicación, sino que pensemos que una buena estrategia de comunicación puede apoyar al crecimiento del negocio tanto como el área financiera o como el resto de los profesionales.

P- ¿Podrías describirme una situación de crisis en el despacho y como se ha solventado desde vuestro departamento?

R-La verdad es que en el tiempo que llevo aquí no hemos padecido ninguna crisis de comunicación. Lo que sí hemos manejado son asuntoso “issues”, que son temas que si no se manejan correctamente pueden desembocar en una crisis de comunicación. Afortunadamente siempre hemos tenido la oportunidad de explicar las cuestiones mediante una conversación basada en la confianza con los medios de comunicación y evitar así una información que fuera de contexto hubiera podido ser malinterpretada.

P- Para prevenir estos problemas de reputación, ¿Es importante el seguimiento de medios para un despacho de abogados?

R- El clipping es importante para un despacho de abogados y para cualquier organización. Ahora hay mucho debate sobre el papel que juegan los medios de comunicación, si cada vez es menos decisivo, pero yo creo que todavía cualquier persona que se mueva en un ambiente profesional desayuna cada día leyendo las noticias y tiene que saber qué es lo que está pasando en su sector y en otros. Para mi es fundamental que cualquier líder o cualquier directivo cada mañana mientras está desayunando tenga una visión muy clara de lo que ese día los medios de comunicación llevan relacionado con su firma,  su sector y su competencia. Para eso es fundamental tener una buena herramienta de clipping que nos permita elaborar un buen boletín, un buen informe. Además tenemos sistemas de alertas que nos permiten hacer un seguimiento de lo que se publica en asuntos relacionados con nuestra actividad como abogados. Por ejemplo, si estamos asesorando en una determinada operación o tenemos un cliente que está relacionado con tema, también el abogado o el profesional que lleva ese caso recibe todas las mañanas un resumen de lo que se está publicando en medios con relación a ese asunto. En definitiva que cada mañana salgamos a la calle bien armados con lo que tiene que ver con el mundo de los medios de comunicación.

 

Por: Berta Gómez

Responsable de Comunicación de MyNews